Semana de la Prevención del Embarazo Adolescente No Planificado

Querer posta es elegir si querés o no tener relaciones sexuales, cuándo, cómo, dónde y con quién. Es consensuar, es acordar. Es pasarla bien, cuidarse y decidir si querés o no tener hijos.


¿Qué es el consentimiento?

Conocé tus derechos

¿Cómo evitar embarazos?

Sumate con el hashtag #QuererPosta

  • Cómo prevenir embarazos no planificados

    Podés elegir distintos métodos anticonceptivos para prevenir un embarazo no planificado: preservativos, pastillas o implantes hormonales, DIU y más. Podés conseguirlos en forma gratuita en hospitales, centros de salud, obras sociales y prepagas.

    El preservativo es el único que además te protege de infecciones de transmisión sexual.

    Si tuviste una relación sin protección, podés pedir gratis un anticonceptivo de emergencia (pastilla del día después) en hospitales y/o centros de salud públicos.

    Elegir cómo cuidarte es #QuererPosta


    Conocé todas las opciones para cuidarte.

    Más información:

    Leer
  • Preguntas Frecuentes sobre Sexo y Embarazo
    ¿Me puede pasar a mí tener un embarazo no planificado?

    Cada día, 300 adolescentes de menos de 19 años se convierten en madres en Argentina: 240 por primera vez, 50 por segunda y 10 por tercera. El 70% de estos embarazos no fue planificado.

    Un embarazo no planificado ocurre por muy variadas razones: a veces es por no saber cómo cuidarse, otras porque el método anticonceptivo falla o se usa mal y otras porque decidieron arriesgarse y no usar ningún método, total eso “a nosotros no nos va a pasar”. Las chicas también quedan embarazadas contra su voluntad por violaciones o abusos sexuales.

    Es frecuente que algunos varones las convenzan con insistencia, amenazas o a la fuerza a sus parejas de no cuidarse en el sexo y ellas acceden a arriesgarse por no poder negociarlo, por vergüenza o temor a que las dejen. Estas situaciones son violencia.


    ¿Cuál es el mejor momento para tener hij@s?

    El mejor momento es cuando hayas podido elegirlo con responsabilidad, es decir que no sea porque alguien te lo impone o por un accidente. Ser madre o padre es un compromiso muy exigente para toda la vida. Los pensamientos idealizados sobre la maternidad y paternidad no suelen contemplar la enorme dedicación que requiere la crianza. Para responder a los cuidados constantes que demanda un hijo o hija, se necesita apoyo, ya sea de la pareja, la familia u otras personas cercanas. Las madres y los padres adolescentes deben restringir otras actividades, como salir con amig@s o estudiar, y en muchos casos necesitan incorporarse a temprana edad al mundo del trabajo, en condiciones precarias y de baja productividad. Elegir cuándo querés tener hijos es una decisión personal y un derecho que en cada caso debe ser respetado. Para poder decidir, necesitás saber.


    ¿Qué debo hacer si no quiero tener hij@s por ahora?

    Para evitar el embarazo es necesario usar un método anticonceptivo en todas y cada una de las relaciones sexuales con personas de otro sexo. Hay muchas opciones, pero el preservativo es el único método que, además de prevenir el embarazo, protege de enfermedades de transmisión sexual incluido el VIH/sida.

    ¿Quién tiene la responsabilidad de evitar el embarazo, la mujer o el varón?

    Es un tema de los dos, las chicas no son las únicas responsables de no quedar embarazadas. Lo mejor es poder conversarlo con tu pareja antes de tener sexo y que la elección del método anticonceptivo que vayan a usar sea consensuada.


    ¿Qué es el consentimiento?

    Es estar de acuerdo con otra persona sobre si quieren o no tener sexo y cómo hacerlo. Cómo cuidarse para prevenir un embarazo no planificado y decidir juntos el método anticonceptivo que van a usar.

    Cuándo y dónde tener relaciones.

    El consentimiento no vale para otra ocasión. Cada vez que van a tener sexo tiene que renovarse e incluso durante si algo no te parece bien tenés derecho a retirar el consentimiento.

    Si no hay consentimiento es violencia sexual.

    Si no hay consentimiento sobre el método anticonceptivo hay abuso de poder.

    Siempre tenés derecho a elegir si querés o no tener relaciones sexuales, cuándo, cómo, dónde y con quién.

    Tenés derecho a que se respeten tus decisiones.

    Consensuar es #QuererPosta.


    ¿Qué pasa cuando el varón no quiere usar preservativo?

    Si él no quiere usar preservativo, como mujer tenés derecho a no continuar con el acto sexual. Obligar, forzar o influenciar a otra persona a no usar un método anticonceptivo es violencia.

    La coerción puede ser emocional y se da en relaciones donde una persona tiene más “poder” sobre la otra, influencia sus decisiones o exige que haga cosas aunque la otra no quiera, como por ejemplo convencerla o forzarla a no usar preservativo. Este tipo de violencia puede suceder con alguien que conocés por primera vez o incluso con tu pareja estable.


    ¿Si una persona fue provocativo/a, se justifica que se la fuerce a tener sexo?

    Nada justifica una agresión sexual. Es una aberración pensar que “las mujeres necesiten ser violadas para tener sexo”. Lo mismo de absurdo es creer que los hombres no puedan controlar su instinto sexual. La iniciativa sexual no es una característica masculina, las mujeres pueden tener la iniciativa en el sexo, e incluso después querer cambiar de opinión. Cada persona, sin importar su identidad sexual, debe tener poder de decisión y no ser controlada por otra. En todos los casos tenemos derecho a decir “no” o decidir parar en cualquier momento, y a que respeten esa decisión. Siempre tenemos derecho a decidir si quiero o no tener sexo, cuándo, cómo y con quién.


    El test de embarazo dio positivo, ¿y ahora?

    Tenés derecho a informarte para tomar una decisión y que tu elección sea respetada. Es importante ir al hospital para recibir asesoramiento profesional sobre los cuidados y controles médicos especiales.

    Leer
  • Los Mitos Falsos a desterrar
    EN LA PRIMERA RELACIÓN SEXUAL NO PUEDE PRODUCIRSE UN EMBARAZO. FALSO

    Existen las mismas probabilidades que en cualquier otra relación sexual desprotegida.


    USAR PRESERVATIVO DISMINUYE EL PLACER Y EL MOMENTO DE PONERLO “CORTA EL CLIMA”. FALSO

    El preservativo es muy delgado, no quita sensibilidad y puede incluirse en los juegos sexuales. Además, protege de infecciones de transmisión sexual.


    CEDER ANTE LA PRESIÓN PARA NO USAR PRESERVATIVO ES UNA MUESTRA DE AMOR. FALSO

    Tenés derecho a usar el método anticonceptivo que elijas para evitar un embarazo y a que se respeten tus decisiones.


    SI EL HOMBRE ASEGURA QUE SE CONTROLA Y EYACULA AFUERA EVITA EL EMBARAZO. FALSO

    Antes de la eyaculación, sale por el pene un líquido lubricante que contiene espermatozoides y, si no se usa protección, puede producirse un embarazo. No es un método seguro.


    SI INSISTÍS Y LA OTRA PERSONA TERMINA CEDIENDO ENTONCES NO ES VIOLENCIA. FALSO

    El chantaje emocional, la mentira, la amenaza con dejarte, la culpabilización, la insistencia y la presión son formas de coerción sexual.


    CUANDO UNA MUJER DICE “NO”, ES PARTE DEL JUEGO DE SEDUCCIÓN. FALSO

    Cuando alguien dice “NO” es “NO”. Tenés derecho a decir “no” o decidir parar en cualquier momento de la relación, incluso si es con tu pareja. Si no se respeta es violencia.

    Leer
  • Mis derechos

    Tenés derecho a disfrutar tus relaciones sexuales. Sin presiones ni violencia de ningún tipo.

    Tenés derecho a elegir si querés o no tener hijos, con quién, cuándo y cuántos.

    Tenés derecho a recibir educación sexual en tu escuela

    Tenés derecho a recibir información clara sobre salud sexual y reproductiva y atención médica, sin necesidad de que te acompañe una persona adulta.

    Tenés derecho a recibir el método anticonceptivo que prefieras de manera gratuita en hospitales y centros de salud.

    Tenés derecho a interrumpir legalmente un embarazo si es producto de una violación o si tu vida o salud corren riesgo.

    Tenés derecho a #QuererPosta

    Leer

Esta Campaña

Cada día 300 adolescentes se convierten en madres: 240 por primera vez, 50 por segunda y 10 por tercera.
El 70% de esos embarazos no fue planificado.

Esta iniciativa es impulsada por una coalición de organizaciones comprometidas con garantizar los derechos de adolescentes.

La maternidad y paternidad en la adolescencia están vinculados a múltiples factores sociales, económicos y culturales: las dificultades para el acceso a servicios de salud y a la interrupción legal del embarazo; la falta de información sobre el derecho a planificar embarazos; la insuficiente educación sexual que llega a las escuelas; las representaciones sociales estereotipadas de los roles de mujeres y varones; y el abuso y la violencia sexual.

Este año, la “Semana de Prevención del Embarazo No Planificado en la Adolescencia” se enfocará en la necesidad indispensable del consenso en las relaciones sexuales para que sean placenteras y seguras. En desnaturalizar la coerción y la violencia sexual y en el derecho de adolescentes a decidir si quieren o no tener sexo, cuándo, dónde, cómo y con quién.


La campaña #QuererPosta es impulsada por: